La Diabetes es una enfermedad crónica, es decir para toda la vida, en la cual existen componentes metabólicos, vasculares y neuropáticos interrelacionados entre sí. Con los años y un mal control de la diabetes se originan alteraciones en la circulación sanguínea, falta o ausencia de sensibilidad en las extremidades inferiores, heridas que cicatrizan con dificultad, problemas en el control de los niveles de azúcar en la sangre(glicemia) terminan por mermar la capacidad de respuesta del pie y sus componentes ante las infecciones, estímulos, etc.

Por tal motivo es necesario ser disciplinado y comprender los factores de riesgos que implica un descontrol de la glicemia. Las medidas de higiene del pie son vitales y el autocontrol de posibles heridas evitara lamentaciones a futuro, evitar exposiciones a fuentes de calor, evitar andar descalzo y usar siempre calzado amplio y de materiales naturales.

La consulta al podólogo es importante en forma periódica.

* Consúltenos para el Tratamiento del pie diabético aquí, sin compromisos.

Otras preguntas frecuentes