¿Qué es?

La onicocriptosis o uña encarnada es una patología del aparato ungueal, que se define como una hiperpresión variable de la lámina ungueal en distintas direcciones, ya sea directa o indirecta, que puede o no afectar a las partes blandas, provocando una alteración del crecimiento o una desarmonía entre el desarrollo de la uña y el de las partes blandas.

Es una afectación muy común, que provoca dolor, inflamación y una limitación funcional. Afecta al doble de varones que mujeres en la segunda y tercera décadas de la vida. A partir de la tercera década se presenta por igual en ambos sexos. Se localiza principalmente en el primer dedo o dedo gordo, aunque con menos frecuencia puede hallarse en los dedos menores.

Onicocriptosis¿Por qué se produce?

La onicocriptosis o uña encarnada puede estar provocada por múltiples causas: corte incorrecto de la uña, tipo de lámina ungueal, patología tumoral, patología ungueal, traumatismos, patología sistémica, yatrogenias, deformidades estructurales de los dedos, alteración biomecánica…

Tratamiento

Antes de iniciar algún tratamiento el podólogo debe realizar una exploración completa para valorar las causas y el estadío en que se encuentra esta patología, para optar por el tratamiento más adecuado según la exploración. Estos tratamientos pueden ser conservadores o quirúrgicos.

Los tratamientos conservadores se utilizan en estadíos iniciales de la patología y pueden ser: técnicas de reeducación de la uña, fresado y reconstrucción de los canales ungueales, o eliminación de la espícula de
forma indolora e incruenta.

Tratamientos quirúrgicos en los que se utilizan técnicas seleccionadas para cada caso por el podólogo. Existen una gran variedad de técnicas quirúrgicas, que con anestesia local pueden solventar el problema en un período corto de tiempo y realizando una vida casi normal desde el primer momento.

Otras patologías